Paparazzi: el precio de la fama


El periodismo rosa  ocupa un lugar predominante en la actualidad mediática. Gran parte de la programación televisiva está protagonizada por este tipo de temática que indaga en la vida privada de personajes famosos o populares, mostrando detalles íntimos que no siempre quieren ser desvelados por sus protagonistas. Por su parte, la prensa escrita dedica numerosas páginas a este  tipo de información, perfectamente comprobable en las variadas revistas de “papel cuché” que se pueden encontrar en el mercado. El periodismo rosa guarda cierto parecido con el sensacionalista, por ello ha sido y es criticado constantemente por la opinión pública, aun así sigue siendo un pilar fuerte para los medios de comunicación. Es consumido por numerosa audiencia y genera importantes sumas de dinero, aunque en ocasiones ese producto ha sido conseguido mediante el acoso y la intimidación.

La figura del paparazzi, aquel periodista que fotografía al famoso en cualquier condición, siempre sin que se dé cuenta de que es perseguido, supone una figura importante en el mundo rosa. Consigue documentos gráficos difíciles de alcanzar que generan interés y morbosidad en los espectadores y lectores. El paparazzi se ha convertido en una figura temida por los famosos que quieren preservar su intimidad en los medios. Su forma de trabajo detectivesca ha sido en múltiples ocasiones castigada por la justicia por violar los derechos fundamentales de las personas. El thriller Paparazzi es una crítica al comportamiento de los medios de comunicación que persiguen a los famosos para vender su intimidad. El film producido por el oscarizado Mel Gibson cuenta la historia de una estrella de cine, Bo Laramie, encarnado por el actor Cole Hauser, que es seguido incesantemente por unos paparazzi. Laramie intenta disuadirlos de manera pacífica y amistosa, pero los fotógrafos no cesan en el intento de conseguir las instantáneas del actor. Estos le persiguen durante un trayecto en coche, causando un accidente que deja herida a su mujer y paralizado a su hijo de ocho años. Lleno de rabia por lo ocurrido decide tomarse la justicia por su mano y vengarse.

Anuncios

2 Responses to “Paparazzi: el precio de la fama”


  1. 1 Sara 14 enero 2010 en 19:32

    Judila! q de cositas nuevas en tu blog! ya te he estado leyendo; a ver si haces lo propio. muak!

  2. 2 anonimo 7 enero 2011 en 23:02

    Yo no seria buena periodista ahora lo se. Se supone que un Periodista cuando hace una entrevista escribe lo que le han confesado y mas cuando se tratan de detalles íntimos; Ahí esta mi problema. Puede un periodista guardar silencio sobre determinados asuntos que le confiesa el entrevistado en cuestión? o tiene que publicarlo aunque esto vaya contra sus principios. Porque me parece muy fuerte que una persona no pueda desahogarse con otra. Eso no quiere decir que los famosos vayan por ahí contando nada a los periodistas de buenas a primeras, que se que no lo hacen y mas hoy día que la prensa es carroñera a mas no poder…… Sin embargo no olvidemos que todos somos seres humanos y que necesitamos hablar con alguien y se a lo que me refiero, conozco periodistas aunque no directamente que han visto famosos muy famosos en estados deplorables y que jamas contaran una sola palabra aun a sabiendas que de hacerlo podrían forrarse…… Eso es para mi periodismo serio y ser un buen ser humano cálido y confiable!.
    PS: Esos periodistas en cuestión no han dicho nada ni a su propio jefe del periódico porque saben que les obligarían a contarlo bajo amenaza de despido. Yo solo quería saber si los periodistas tienen ese derecho a guardar según que clase de datos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: