Archivos para 14 enero 2010

Cine documental en Oriente Medio: To shoot an elephant (Disparar a un elefante)

El cine no sólo entretiene y emociona con sus miles de historias ficticias y reales, si no que también educa e instruye a la ciudadanía, representando un papel activo como actor social. Esta función didáctica que se le atribuye en ocasiones al universo cinematográfico, se hace visible especialmente en el cine documental, un documento audiovisual que muestra historias reales, que en muchas ocasiones busca denunciar situaciones injustas, insostenibles y dañinas. El cine documental a tomado un papel relevante en Oriente Medio, dándole voz al ciudadano para que puede desempeñar una labor activa que le permita tomar partido en el discurso mediático. Esta región asiática asediada constamente por conflictos bélicos, ha llevado a periodistas y directores a plasmar la realidad allí vivida a través de sus cámaras. El desarrollo del ámbito tecnológico en el campo del cine documental está viviendo una importante transformación dentro de la industria de los medios de comunicación árabe, permitiendo así, que tenga cabida y se potencie el periodismo ciudadano, pieza clave en el cine documental. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos, el porcentaje de personas que participan en este tipo de activismo social en el mundo árabe es aún bajo. Aun así, han aumentado las películas y documentales que investigan y analizan temas socio-políticos que antes apenas eran tratados en los medios árabes.

To shoot an elephant (Disparar a un elefante) es un relato dirigido por Alberto Arce y Mohammad Rujailah sobre un testigo presencial en la Franja de Gaza. Este documental a basado su nombre en el ensayo del escritor George Orwell, Disparando a un elefante, publicado en New Writing en 1948. Orwell define aquí una visión de Asia, que todavía hoy se puede considerar como válida. “(…) Después, cómo no, hubo interminables conversaciones sobre la muerte del elefante. El dueño estaba furioso, pero no era más que un indio y no pudo hacer nada. Además, según la ley, yo había hecho lo correcto, ya que a un elefante loco hay que matarlo como a un perro loco, si su dueño no consigue dominarlo”. George Orwell.

El contexto en el que se desenvuelve el documental transcurre en La Franja de Gaza. Esta vive en estado de asedio desde junio de 2007, cuando Israel la declaró una “entidad enemiga”. Un grupo de activistas internacionales promovió un movimiento, “Free Gaza ”, este tiene como objetivo acabar con el hostigamiento. Gracias a los esfuerzos de estos activistas, y a pesar de la prohibición que impuso Israel a todos los corresponsales y trabajadores de ayuda humanitaria extranjeros encargados de cubrir y ser testigos directos de la Operación “Cast lead” (Plomo Fundido), voluntarios internacionales, miembros auto-organizados del International Solidarity Movement, consiguieron estar presentes en Gaza el 27 de diciembre de 2008, en el día en el que comenzó la “Masacre de Gaza”, como ha sido descrita. La Operación “Plomo Fundido” estuvo disparando a la población palestina durante 21 días ininterrumpidos, hasta el 18 de enero de 2009. Los corresponsales internacionales de Al Jazeera International, Ayman Mohyeldin y Sherine Tadros, fueron los únicos extranjeros que pudieron escribir, grabar e informar para varios medios de comunicación sobre lo que estaba aconteciendo dentro de la franja palestina. Estos dos periodistas han mostrado al mundo lo que ocurrió allí, siendo por unos días los ojos de millones de personas ajenas al conficto.

Paparazzi: el precio de la fama

El periodismo rosa  ocupa un lugar predominante en la actualidad mediática. Gran parte de la programación televisiva está protagonizada por este tipo de temática que indaga en la vida privada de personajes famosos o populares, mostrando detalles íntimos que no siempre quieren ser desvelados por sus protagonistas. Por su parte, la prensa escrita dedica numerosas páginas a este  tipo de información, perfectamente comprobable en las variadas revistas de “papel cuché” que se pueden encontrar en el mercado. El periodismo rosa guarda cierto parecido con el sensacionalista, por ello ha sido y es criticado constantemente por la opinión pública, aun así sigue siendo un pilar fuerte para los medios de comunicación. Es consumido por numerosa audiencia y genera importantes sumas de dinero, aunque en ocasiones ese producto ha sido conseguido mediante el acoso y la intimidación.

La figura del paparazzi, aquel periodista que fotografía al famoso en cualquier condición, siempre sin que se dé cuenta de que es perseguido, supone una figura importante en el mundo rosa. Consigue documentos gráficos difíciles de alcanzar que generan interés y morbosidad en los espectadores y lectores. El paparazzi se ha convertido en una figura temida por los famosos que quieren preservar su intimidad en los medios. Su forma de trabajo detectivesca ha sido en múltiples ocasiones castigada por la justicia por violar los derechos fundamentales de las personas. El thriller Paparazzi es una crítica al comportamiento de los medios de comunicación que persiguen a los famosos para vender su intimidad. El film producido por el oscarizado Mel Gibson cuenta la historia de una estrella de cine, Bo Laramie, encarnado por el actor Cole Hauser, que es seguido incesantemente por unos paparazzi. Laramie intenta disuadirlos de manera pacífica y amistosa, pero los fotógrafos no cesan en el intento de conseguir las instantáneas del actor. Estos le persiguen durante un trayecto en coche, causando un accidente que deja herida a su mujer y paralizado a su hijo de ocho años. Lleno de rabia por lo ocurrido decide tomarse la justicia por su mano y vengarse.

El gran carnaval: periodismo sensacionalista

El  mundo periodístico se caracteriza por múltiples facetas que alimentan cualquier necesidad de la sociedad, sea cual sea. No siempre la labor que realiza busca un fin educativo, informativo y serio, si no que también guarda aspectos morbosos dirigidos esencialmente a la captación de audiencia. El periodismo sensacionalista cumple este requisito. Su principal finalidad es el lucro sin escrúpulos, da al público dosis de polémica y espectáculo, en ocasiones rozando lo escatológico, para vender más ejemplares o captar la mayor audiencia posible ante el resto de la competencia mediática. Este tipo de  periodismo alcanzó su mayor éxito en Estados Unidos,  gracias a los periodistas y magnates de la prensa Pulitzer y Hearst, en una época en la que la competitividad de los grandes periódicos por hacerse con un gran número de lectores y aumentar su venta, lleva a  apelar al escándalo y a la exegaración, como fórmula para conseguir sus objetivos. El gran carnaval trata esta temática desde una historia personal, la del periodista Charles Tatum, interpretado por el actor Kirk Dougles. Este film de los años cincuenta es una crítica a este tipo de periodismo y a las formas de actuación de los medios de comunicación y de los periodistas que se valen de él para destacar y ser los primeros en el discurso mediático.

La película de Billy Wilder basada en hechos reales, narra la historia del periodista Charles Tatum, que tras ser despedido de un diario neoyorquino, llega en una situación precaria al pueblo de Alburquerque, en Nuevo México. Una vez allí encuentra trabajo en el periódio local, siempre a la espera de la “gran noticia”. De manera casual, cuando iba a hacer un reportaje, llega a sus oídos que un hombre está atrapado en una galería minera. Tatum que quería vengarse de los que les despidieron con la primicia de la noticia y sacar todo el partido posible al suceso, consigue que el sheriff ralentice la salvación del hombre con el fin de darle espectacularidad al caso y poder escribir día a día sobre ello, como si de una novela se tratase.

Cine documental: El Diario de Agustín

El documental es un género cinematográfico que se basa en imágenes que son tomadas de la realidad, en el que se plantea discursos sociales y se representan historias particulares y colectivas.  Se convierte así en archivo y memoria de la historia de un país, un continente, una civilización o cultura. El cine documental quiere mostrar al público los acontecimientos que suceden o han sucedido a su alrededor  para que no pasen desapercibidos. Ofrece a los espectadores otra manera de poder informarse. El documental también forma parte del universo periodístico, llegando a ser considerado un género cercano al reportaje, por su profundida y dedicación en el trato de los hechos y por su exhaustiva documentación y tratamiento de la realidad.

El cine documental tiene una importante función didáctica y social que comparte con los medios de comunicación. Son muchos los temas sobre los que tratan las películas documentales, pero siempre se acogen a hechos reales pasados o presentes. Este tipo de reportaje audiovisual en cuantiosas ocasiones ha tratado acontecimientos históricos que han marcado a la sociedad y a su memoria, tales como las dictaduras y sus formas de actuación. El Diario de Agustín es un documental que registra la investigación de un grupo de seis estudiantes de Periodismo de la Universidad de Chile, que realizaron sus tesis indagando en la conducta del diario El Mercurio en casos de violaciones de derechos humanos durante el régimen militar de Pinochet. En el se muestra el estudio de las páginas de este diario y de cómo desinformó, ocultó información e incluso, llegó a promover las violaciones a los derechos humanos. El film revela el poder que ha mantenido hasta la actualidad este periódico, así como la impunidad de la que goza en relación a su responsabilidad en el quiebre democrático y las violaciones de los derechos humanos llevadas a cabo durante largos años en Chile. En el aparecen los testimonios de corresponsales, abogados, familiares y jueces de los casos que se abordan, y también de ex directores del  diario y periodistas que cuentan el papel de la prensa oficial en aquel contexto.

El cine documental, otra manera de acercar al público los hechos que han formado la Historia y que han marcado su transcurso.