El diablo viste de Prada: frivolidad, moda y periodismo


El periodismo cuenta con diversas y variadas especialidades dirigidas a cubrir las necesidades informativas de la sociedad, y el mundo de la moda no iba a ser menos. El Periodismo de moda considerado para algunos frívolo y superficial, para otros sofisticado y glamuroso, ocupa un lugar importante en la actualidad, visible, especialmente, en los medios escritos. Son numerosas las revistas de este campo que se pueden encontrar en el mercado.

El mundo cinematográfico ha escogido una vez más el género periodístico para proyectarlo en la gran pantalla. El diablo viste de Prada (The Devil Wears Prada) es un film cómico basado en la novela homónima sobre el mundo de la moda y la jerarquía en las empresas, de la periodista Lauren Weisberger, quien se inspiró en sus propias vivencias. La “mala” del relato, encarnada por la oscarizada Meryl Streep en la película, está inspirada en su ex-jefa Anna Wintour, directora da la revista Vogue USA. La otra protagonista es la actriz Anne Hathaway, quien interpreta el papel de Weisberger, con el nombre de Andy Sachs. Tanto el libro como la película son una sátira del mundo de la moda. También centran su atención en las dificultades que tiene una recién licenciada, en este caso en Periodismo, a la hora de buscar empleo y en la gran transigencia que tiene que tener una becaria para conservar el puesto de trabajo. El film dirigido por David Frankel, director de varios capítulos de la famosa serie Sex and the City (Sexo en Nueva York), narra las peripecias de una chica recién licenciada en Periodismo, que llega a Nueva York dispuesta a trabajar y encuetra un lugar en una revista de moda. La directora de la revista, Miranda Priestly, elegante, muy dura y exigente contratará a la joven Andy como su ayudante. Es una muchacha algo desaliñada que contrasta con el equipo de guapas periodistas de moda que conforman la empresa.  Cuando empieza a trabajar se da cuenta que para triunfar en ese negocio hace falta algo más que talento periodístico. La imagen es fundamental. Sobrevir en la revista se convertirá en un reto, pues cada día su jefa la somete a nuevos desafíos.

Anuncios

0 Responses to “El diablo viste de Prada: frivolidad, moda y periodismo”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: